Los libros de Canteli

17 diciembre 2010

“Dios hizo el mundo en 7 días… y se nota” de Luis Piedrahita

Filed under: 2010,ebook,Ficción — www.danielcanteli.com @ 15:07

Dice el Génesis que Dios hizo el mundo en una semana «y el séptimo día descansó». Vale, descansó, pero… ¿qué hizo Dios ese domingo? Una cosa está clara: no fue a misa. Porque eso no sería descansar, eso sería pasarse a ver qué tal va el negocio.
Los zapatos y los pies dicen mucho de la economía y la salud moral de este planeta. En este mundo sólo hay dos tipos de países: aquellos en los que hay más pies que zapatos y aquellos en los que hay más zapatos que pies.
«Un gran ser humano capaz de ilusionar a la gente de muchas maneras, siempre ingeniosas.» Forges

“El asesinato de Roger Ackroyd” de Agatha Christie

Filed under: 2010,ebook,Ficción — www.danielcanteli.com @ 15:03

En una pequeña y sosegada ciudad británica, King’s Abbott, una dama asesina a su marido y es víctima de extorsión hasta que ella, sin poder aguantar más, se suicida. El hombre a quien ella amaba, Roger Ackroyd, recibe una carta donde ella revela el nombre de quien la chantajeó y causó su muerte. Pero antes incluso de conocer la identidad del bandido, Roger Ackroyd es asesinado. Poirot, que se había retirado para aquella ciudad, es llamado para tratar de resolver este oscuro caso. La novela está escrita a modo de narración realizada por uno de los habitantes del pueblo, el Dr. Sheppard. El final de este libro es sorprendente.

“Triple” de Ken Follet

Filed under: 2010,ebook,Ficción — www.danielcanteli.com @ 15:01
Aporte de Victoria EA

 

Net Dickstein, uno de los mejores agentes secretos israelíes, tiene una misión crucial: hacer desaparecer el barco que transporta el uranio que Egipto necesita para poseer la bomba atómica. Ciertamente una misión casi imposible, ya que egipcios y palestinos no están dispuestos a contemplar pasivamente cómo se esfuma su gran baza para inclinar a su favor el conflicto de Oriente Medio… Una novela electrizante a partir de un suceso real.
Ken Follett, nació en Cardiff, Gales, el 5 de junio de 1949 y vivió allí hasta que su familia se trasladó a Londres cuando él tenía diez años. Al prohibirle sus padres, cristianos devotos, ir al cine y ver la televisión, desarrolló un temprano interés por la lectura, pero fue un estudiante muy normal hasta que llegó a la adolescencia. En 1967 ingresó en la University College of London, donde estudió filosofía y se implicó en movimientos de izquierdas. Se casó con su primera esposa, Mary, en 1968.
Tras su graduación, en el otoño de 1970, Follett se matriculó en un curso de periodismo de tres meses y consiguió trabajo como reportero en el South Wales Echo de Cardiff. Después de tres años en Cardiff, volvió a Londres como reportero para el Evening Standard. Al encontrar el trabajo poco gratificante, dejó el periodismo por la edición y se convirtió, al final de los años 1970, en subdirector de gestión de Libros Everest. Follett empezó a escribir relatos, al principio como afición, por las tardes y los fines de semana. El éxito le vino con la publicación, en 1978, de La Isla de las Tormentas, que le hizo internacionalmente famoso. Cada una de las siguientes novelas de Follett también se han convertido en éxitos de ventas, y un gran número de ellas han sido adaptadas al cine.
Follett se involucró a finales de los años 70 en las actividades del Partido Laborista. En el curso de sus actividades políticas, conoció a Barbara Follett, una trabajadora del Partido Laborista, que en 1982 se convirtió en su segunda mujer. Barbara fue elegida miembro del Parlamento en 1997, representando a Stevenage, y fue reelegida en 2001. El propio Follett permanece como un prominente partidario de los Laboristas y recaudador de fondos. [Wikipedia]

“El crash de 2010” de Santiago Niño Becerra

Filed under: 2010,ebook,Ensayo,No ficción — www.danielcanteli.com @ 14:58

Por Cristóbal Cervantes, editor del blog Espiritualidad y Política

Nota previa: Este es un resumen personal de algunas de las principales ideas del libro El crash del 2010, escrito por Santiago Niño Becerra, editado por Los libros del lince. Niño Becerra es uno de los economistas más citados en el blog Espiritualidad y Política, y la razón es muy sencilla, hasta ahora es uno de los economistas que más ha acertado en sus previsiones sobre la crisis, por eso su libro es uno de los más vendidos en España en este momento. Recomendamos activamente su lectura para comprender el mundo que viene, pero queremos hacer dos precisiones. El profesor Niño Becerra expone en su libro que estamos en fase de precrisis y que la crisis de verdad comenzará a mediados del 2010, en nuestra modesta opinión la crisis puede llegar en cualquier momento entre junio de este año, el mes que viene, y el verano del año que viene. Por otro lado, el profesor ha escrito su libro con una neutralidad exquisita, puede ser duro leer sus proyecciones, pero el futuro no está escrito. En este blog hemos publicado cientos de artículos que hablan de otro mundo posible, este es el momento de experimentarlo, de plantar nuestras propias semillas de un modelo de sociedad alternativa, porque el mundo va a cambiar seguro, en nuestras manos está escribir el futuro.

Para terminar esperamos que el resumen genere debate y comentarios, que se difunda en la red y que todos y todas participemos en el debate, ha llegado el momento.

(Actualización del domingo 24 de mayo: El debate sobre el artículo está ya abierto en Menéame y en Burbuja.info, entra y participa)

Resumen del libro El crash del 2010, de Santiago Niño Becerra

¿Qué va a pasar con la crisis?

Desde hace un tiempo, en concreto desde septiembre del 2007 y, sobre todo, desde septiembre del 2008, no paramos de recibir noticias de que las cosas no van bien, cada vez mayor desempleo, creciente número de empresas que cierran, bancos y cajas con problemas, bajada de la Bolsa, poder adquisitivo a la baja, casi imposible conseguir un crédito, grandes empresas y bancos que se tambalean, gobiernos que caen por culpa de la crisis, etc.

Esta situación está avanzando aceleradamente hasta conducirnos a una crisis de proporciones gigantescas que explotará, probablemente, a mediados del 2010. Desde los años 50 hemos vivido cada vez mejor, y desde el año 2000 el crecimiento económico mundial y español se ha disparado. Eso se ha acabado, a partir de ahora tenemos que mentalizarnos a vivir cada vez peor, no mejor. Será una crisis dura, de alrededor de 10 años, pero se superará, como todo, no será el fin del mundo, nunca lo es, pero las cosas, nuestras cosas, nunca volverán a ser como fueron. Las cosas serán hechas de otra manera. El modo de producción habrá cambiado.

El desencadenante de la crisis será probablemente un hecho que afecte gravemente a la capacidad de obtener recursos, como un tipo de desastre natural o provocado. Hasta ese momento la ciudadanía seguirá pensando en que hay salida a la crisis, será una sensación, la versión oficial.

En el año 2007 comenzó a gestarse una crisis sistémica, que se aceleró en septiembre del 2008, y que comenzará realmente dentro de unos meses. Una crisis sistémica es una crisis del sistema, el sistema económico que rige el mundo desde hace siglos, el sistema capitalista (lo que hemos conocido como países comunistas o soviéticos no era comunismo real, era capitalismo de estado). No será el fin del capitalismo, pero sí de este tipo de capitalismo.

En los últimos 2000 años ha habido 18 crisis sistémicas, la última en 1929, por lo que no es algo habitual. Esta crisis durará unos 10 años, como casi todas las crisis sistémicas que ha habido. Los años 2008 y 2009 son de precrisis, lo más duro de la crisis serán los años 2010, 2011 y 2012, a partir de ahí se estancará, para iniciar la recuperación lentamente a partir del 2015, aproximadamente, y salir del todo sobre 2018.

Este tipo de capitalismo que tenemos ahora surgió tras la Gran Crisis de 1929, de la que se salió 15 años después, después de la II Guerra Mundial. España llegó más tarde, en el año 59.

La institución familiar comenzó a perder importancia para potenciar al individuo. Comienza el imperio norteamericano como centro del sistema capitalista. Búsqueda del pleno empleo como forma de que todos puedan comprar de todo. Comienza el periodo de crecimiento económico más largo y estable de la historia. Hay que matizar que España no entró realmente en el sistema hasta 1959, desde 1812 nuestros gobernantes estaban entretenidos con un montón de cuartelazos, un golpe de Estado, una guerra civil, muchísimos muertos, mucha hambre, y poco más.

Estos últimos años han sido de bonanza, se nos decía que todo iba bien, años de crédito asegurado, de dinero barato, de deuda creciente, de consumo al alza, de boom inmobiliario, de empleo en aumento (de mala calidad), de beneficios pujantes, de lujosos automóviles, restaurantes atiborrados, de viajes exóticos, caprichos caros, de teléfonos móviles que se cambian cada pocos meses. Años de tipos de interés a la baja, de especulación inmobiliaria, de segundas residencias, de comprar sobre plano y vender sobre obra. Todo eso se va a acabar.

Ir a más es fácil, ir a peor, decrecer, empeorar el estándar de vida, es mucho más difícil. Esta crisis hará que el concepto de responsabilidad personal sea uno de los ejes fundamentales del nuevo sistema, las personas tienen que ser responsables, actuar con responsabilidad. Los apoyos exteriores a la persona, como los procedentes del Estado, serán casi inexistentes. Es muy probable que a lo sumo y a nivel individual, se instaure una especie de subsidio de subsistencia que garantice la supervivencia con unos mínimos, hoy inimaginables e inaceptables, y a fin de que sus perceptores se impliquen activamente en la búsqueda de alternativas, es decir, se responsabilicen de su propia existencia.

La crisis traerá también una nueva filosofía que habla del individuo como parte de un colectivo, no separado de la colectividad, como estableció el sistema capitalista. Un colectivo modelado por una productividad creciente, con una tendencia a usar más que a poseer, un colectivo cada vez más influido por la necesidad de comunicación en todos los ámbitos, también en el productivo.

El consumo de recursos insostenible actual cambiará con la crisis que traerá imposición de limitaciones al uso y consumo de recursos, bien a través del aumento de precios, bien a través de la restricción o denegación de su consumo, lo que llevará consigo la muerte de muchas actividades económicas que se revelarán ineficientes cuando se les impida el desperdicio, porque el desperdicio, como concepto, se va a acabar. La falta de disponibilidad energética (petróleo y gas) así como de la mayor parte de los recursos esenciales para la actividad económica, acelerarán políticas tendentes a la determinación de las necesidades esenciales. Por lo que muy probablemente se implante la regulación en el consumo, el racionamiento, de muchos bienes. El objetivo último será el ahorro de recursos. La idea de ilusión, en el sentido de querer algo sólo por desearlo, por capricho, se acabará.

Hay que tener en cuenta que la escasez de petróleo incide en numerosas actividades económicas, aparte de su función energética, es utilizado en plásticos, fibras textiles no naturales, gran número de componentes en medicamentos, lubricantes industriales, fluidos para circuitos hidráulicos, abonos y un largo etcétera.

La crisis va a imponer conceptos como utilidad, eficiencia, no desperdicio, aprovechamiento, aunque ello supongo cambiar cosas que hasta ahora eran impensables. A la vez, los conceptos colectivo, coordinación, colaboración, irán tomando cada vez más importancia, será el principio del fin del pensamiento en singular, en individual, para empezar a pensar a nivel grupal, no tanto en la perspectiva de el conjunto de todos hacen un todo, sino la suma de cada uno forma un colectivo. Es una nueva forma de entender el sistema, un cambio en el sistema.

Las políticas y actuaciones económicas estarán orientadas a la supervivencia, en una situación de escasez generalizada de recursos productivos como de capacidad de compra de la población, acabando con el concepto de seguridad. Los empleos fijos, indexación de salarios a la inflación, la responsabilidad social de las empresas, los contratos indefinidos, etc., ya no serán importantes, lo único importante será la supervivencia, por lo que el mantenimiento de la protección social, crediticia, laboral… entorpece las actuaciones para lograrla, aunque los políticos seguirán hablando de mantenimiento de la protección social, pero en realidad las políticas se centrarán en lo básico, y lo que ahora son servicios básicos gratuitos entrarán en crisis de recursos (sanidad, educación…). También por falta de recursos públicos el modelo de protección social (pensiones, subsidio por desempleo, etc.) empeorará de manera importante, así como su grado de cobertura que no será total, generalizándose además el pago por los servicios públicos recibidos, el llamado copago, que ya existe en varios países europeos. La nueva forma de hacer las cosas que traerá las crisis provocará que los gobiernos promulguen un gran número de normativas regulatorias que serán el embrión de una nueva estructura económica y social.

Las empresas que sobrevivirán en la crisis serán las muy grandes, gigantescas, o las muy pequeñas, locales. Las empresas pequeñas tienen la ventaja de la gran flexibilidad y adaptabilidad. Las muy grandes tienen el acceso a enormes recursos aunque a costa de ir realizando constantes recortes y en permanente reorganización. Se va a producir, se está produciendo, una oleada de absorciones empresariales que concentrarán el poder económico en las pocas y grandes empresas que sobrevivan, que tendrán un gran poder. Uno de los sectores que crecerá espectacularmente los próximos años, promovido también por este nuevo poder corporativo será la biotecnología y la genética, con el objetivo último de aumentar la utilidad, la eficiencia y la productividad.

Esta tendencia hará que disminuya la renta de las personas. De hecho, sólo las personas altamente especializadas en tareas verdaderamente útiles y de alto valor añadido y capaces de desarrollar una alta productividad tendrán en los próximos años garantizado el acceso a un empleo a tiempo completo. Se irá aceptando la idea de que un título no es garantía de empleo, ya que en realidad lo fundamental son los conocimientos (adquiridos de la forma que sea) orientados hacia lo útil, es decir, que sirvan para hacer cosas útiles y con eficiencia. La especialización y la profesionalización serán muy valoradas, al igual que los inventos o las creaciones orientadas a la eficiencia y la optimización de recursos. En un extorno como el descrito se exprimirán hasta el límite los recursos, incluido el factor trabajo, por lo que la sensación de “explotación” reaparecerá.

Esta situación descrita nos lleva a un problema nuevo y muy grave que traerá la crisis: el excedente laboral. Millones de trabajadores y trabajadoras de, sobre todo, media, baja o muy baja cualificación que en estos últimos años han desarrollado trabajos de muy bajo valor añadido y que, en gran medida, pero no de forma exclusiva, se halla personalizado en los millones de inmigrantes que hay en España. Serán trabajadores sin empleo y lo que es peor, sin prácticamente ninguna posibilidad de volver a conseguir un empleo en su vida. No serán considerados parados, ahora serán excedente laboral, trabajadores que el nuevo sistema no necesita. No es aventurado decir que esto provocará tensiones entre la población autóctona y la inmigrante debido a la escasez de recursos y empleos.

La tasa de paro alcanzará en el 2011 o 2012 a casi la tercera parte de la población activa española.

Esta crisis traerá también como consecuencia el agotamiento del espíritu de competición, algo básico en el capitalismo, y la razón ya la hemos dicho, si el objetivo último es la supervivencia, ¿contra quién competir?, el concepto de emprendedor desaparecerá, ¿qué riesgo tomar para hacer algo nuevo si el reto consiste en sobrevivir?.

Con el objetivo de que los ciudadanos no sean conscientes de la realidad, puede que las informaciones oficiales sean ocultadas o falseadas para dar optimismo a la población, el control público aumentará limitando la libertad de expresión (se puede hacer con la excusa de la lucha contra el terrorismo), lo que facilitará la censura en los temas considerados políticamente sensibles.

Pueden regularse también la conversión de ciertos barrios en lugares vigilados en los que aislar personas no necesarias, el excedente laboral que hemos citado, y catalogadas como potencialmente conflictivas y donde llevarán una existencia marginal. No es extraño que la mayoría de la población acepte estas políticas, ante las tensiones sociales que aumentarán (protestas sociales, tumultos y procesos reivindicativos), el espectacular auge de todo tipo de delincuencia, robos, secuestros, violencia en las calles, creación de guerrillas urbanas, etc.

Cuando comience la crisis se vivirá al día, y el que “cada palo que aguante su vela” será la ley. Lo necesario es lo único importante. Se implantará una economía de subsistencia, en la que los intercambios se reducirán a un nivel muy primario y cercano, y se recurrirá al trueque. Habrá una sensación generalizada de carencia y es probable que se legalice la marihuana, al igual que se hizo en 1933 cuando se legalizó el alcohol para sobrellevar “mejor” la crisis del 29. Incluso es probable que sea gratuito el acceso a múltiples canales de televisión para entretener a una población en gran medida desocupada.

La recuperación vendrá dentro de unos años, pero no como hasta ahora, el crédito fácil, dinero fácil, consumo fácil. Vendrá de una política basada en la recuperación de la eficiencia, es decir, de la productividad, y las ingentes cantidades de excedentes laborales serán mantenidos con un subsidio mínimo, como hemos dicho antes. La recuperación deberá sustentarse en una reestructuración de las relaciones productivas, en el desarrollo de nuevos recursos energéticos y materias primas, más los espectaculares avances en genética.

En este punto hay que decir que la mayor parte de actividades que han sido generadoras de riqueza hasta ahora no podrán seguir siendo las mismas que garanticen la supervivencia en un ambiente de carencias generalizadas. Las actividades que han vivido gracias al crédito fácil, el dinero barato y un endeudamiento galopante no tienen mucho futuro tras la crisis. Para concretar en España, hablamos de construcción, automóvil, turismo, hostelería y restauración, fundamentalmente, lo que afectará a su vez a los sectores económicos que dependen de ellos: aseguradoras de automóviles, suministradores de carburante, talleres de mantenimiento y reparación, concesionarios, empresas de construcción y venta de elementos para el hogar, mayoristas de elementos de hostelería, etc.

Por otro lado, las actividades vinculadas al aprovechamiento y a la optimización van a tener mucho futuro. Profesiones relacionadas con la rehabilitación de todo tipo de elementos, que hasta ahora eran desechados, así como el reciclaje de artículos que hoy son considerados desperdicio y desaprovechados, en general todo lo que conocemos como el sector R: reciclaje, reutilización, rehabilitación, etc.

Esto quiere decir que primará la idea de reutilización, el concepto de barato, de mercadillo, de útil, en definitiva, tanto porque los recursos disponibles van a ser escasos, como porque las rentas individuales medias van a sufrir un importante retroceso, a la vez que la capacidad de endeudamiento personal casi desaparecerá.

Lógicamente todos los trabajos relacionados con la logística van a ser esenciales, fundamentalmente porque una muy buena logística es la base de la mejora productiva.

En este tiempo que has leído este documento tal vez pienses que a España, al planeta ya ha llegado la crisis, pero no, nada más lejos de la realidad, lo peor, verdaderamente está por llegar. Si miras a tu alrededor verás muchas empresas en funcionamiento, los bares llenos, que camiones, trenes y autobuses siguen transportando mercancías y personas, que la mayor parte de los suministros llegan a las tiendas y a los supermercados, y que todo ello sucede con regularidad, señal de que aún no nos encontramos en crisis. La crisis cuando estalle, a mediados del 2010, será tremenda, paralizante, una auténtica caída a plomo, nada comparable a lo que has vivido.

“El Maquiavelo de León” de José García Abad

Filed under: 2010,Biografía,ebook,No ficción — www.danielcanteli.com @ 14:54

Este libro pretende revelar lo que esconde la enigmática sonrisa de Zapatero, más allá de la impresión que trasmite de ingenuidad y bonhomía.
Por medio de multitud de anécdotas inéditas, el autor describe las técnicas y ardides maquiavélicos del leonés para alcanzar y mantenerse en el poder a toda costa: su asombrosa habilidad para los pactos más inverosímiles y para la reconversión de las alianzas; su propensión a enfrentar a sus colaboradores, y su
firme determinación a la hora de eliminar a quienes le pudieran hacer sombra.
El lector descubrirá, a medida en que se adentre en estas páginas, a un personaje mesiánico, convencido de que su intuición es infalible, caprichoso en la selección de sus ministros y altos cargos, a los que suplanta y ningunea con frecuencia, que sólo improvisa en los actos de Gobierno pero nunca en la puesta en escena, en la que es un consumado maestro; cómo y con quién toma las decisiones al margen de las instituciones de Gobierno, por medio de un teléfono móvil; cuáles son sus verdaderos amigos; cómo se relaciona con los empresarios; cómo se ha formado y cuál es el papel de su beautiful people; así como su ejecutoria como aprendiz de brujo de los negocios donde se revelan aspectos nunca contados sobre operaciones relacionadas con el BBVA, Endesa, Repsol y Telefónica.

“Juego sucio: fútbol y crimen organizado” de Declan Hill

Filed under: 2010,Biblioteca,Ensayo,No ficción,Préstamo — www.danielcanteli.com @ 14:52

Michel Platini organizó un departamento anticorrupción para el futbol europeo tres semanas después de recibir este ejemplar. Un reportaje sobre el mundo de las apuestas y los amaños que ha levantado una investigación judicial que la UEFA ha calificado como el mayor escándalo en la historia del fútbol.

Traducido ya a cinco idiomas, este libro sobre el deporte rey y la corrupción es obra de un periodista canadiense, que tuvo la osadía de presentarlo como tesis doctoral en la Universidad de Oxford. Juego sucio. Fútbol y crimen organizado se presenta como un peligroso reportaje sobre las distintas mafias que se han infiltrado en el mundo del fútbol y rastrea de primera mano el funcionamiento de las apuestas y los sobornos, que han llegado a manipular partidos del Mundial de 2006 como el Ghana-Brasil, el Italia-Ucrania o el Inglaterra-Ecuador.

“Pisando los talones” de Henning Mankell

Filed under: 2010,Biblioteca Mankell,Ficción,Propio — www.danielcanteli.com @ 14:49

La noche de San Juan, alguien, agazapado tras un matorral, contempla cómo se divierten unos jóvenes… Por esas mismas fechas, ajeno al drama que se fragua, el inspector Kurt Wallander regresa de sus vacaciones, y en agosto, ya metido en la rutina, empieza a acusar un extraño agotamiento que está a punto de costarle la vida en un accidente de tráfico. Cuando acude al médico, se lleva un buen susto al saber el diagnóstico. Para colmo, Svedberg, uno de sus colegas, no aparece a su vuelta de las vacaciones, y una madre presiona a los agentes para que busquen a su hija: hace ya más de un mes, la joven se marchó de viaje con unos amigos de manera imprevista, y todo indica que las postales que han enviado son falsas. Svedberg, que sigue sin dar señales de vida, ¿no estaba investigando esas desapariciones? Wallander no puede ni imaginar las incógnitas que le presentará este caso… ni los sangrientos crímenes que deberá resolver, «y cuanto antes», como le pide el fiscal.

“El fútbol es así” de Stefan Szymanski y Simon Kuper

Filed under: 2010,Ensayo,No ficción,Propio — www.danielcanteli.com @ 14:48

¿Por qué el fútbol es un mal negocio? (Y más pequeño de lo que se piensa)

¿Por qué se pagan fortunas por algunos futbolistas?
¿Por qué algunos equipos siempre fichan mal?
¿Por qué los jugadores rubios son más cotizados?
¿Cuál es el país más fanático del fútbol?
¿Qúe impacto tiene el fútbol en los suicidios de fanáticos?
Todos sabemos que el fútbol es pasión de multitudes y que está lleno de complejos matices sociales. También somos conscientes de que cada día los periodistas deportivos tienen que hablar más de temas económicos y sociales, y menos de los estrictamente deportivos. En toda tertulia se repiten una serie de mitos cuya verdad sólo se puede desentrañar a través de fríos datos analizados por la econometría.
Gracias al análisis de un economista y los conocimientos y la pluma de un periodista especializado, este entretenido libro resulta una lectura imprescindible para todo aquél que quiera discutir de fútbol con una mínima base objetiva.
Un libro imprescindible para entender un mercado que no se rige por los mismos criterios económicos que el resto.
Un verdadero placer de lectura para aficionados al fútbol que quieran entender mejor la sabiduría o inoperancia de los dirigentes, e Imprescindible para desmitificar muchas de las supuestas verdades del deporte más popular
Los autores
Simon Kuper es un periodista deportivo inglés especializado en temas futbolísticos. Tiene una columna deportiva en el Financial TImes y ha ganado el premio William Hill al mejor libro deportivo del año en Gran Bretaña por su libro Soccer against the enemy. Vive en Paris
Stefan Szymanski es decano y profesor de economía de la Cass Business School de Londres. Es considerado uno de los principales economistas especializado en aspectos deportivos. Vive en Londres

“Las mentiras del 11-M” de Luis del Pino

Filed under: 2010,ebook,Ensayo,No ficción — www.danielcanteli.com @ 14:46

Después de dos años y medio de investigación, es patente que alguien ha intentado que, en lo relativo al 11-M, los ciudadanos miremos hacia otro lado. En vez de fijar nuestra atención en lo que explotó en los trenes y en cómo se montaron las bombas, nos han distraído con pruebas que se muestran cada día más débiles. Como en los trucos de ilusionismo, en los que el mago atrae nuestra atención con la mano derecha mientras con la izquierda prepara el mazo de cartas, también en la investigación de la masacre del 11-M hemos asistido a un ejercicio de prestidigitación. Todo lo que se hizo desde un principio estaba destinado exclusivamente a apartar nuestra vista ‹y la del juez‹ de lo fundamental para que nos perdiéramos en tramas falsas y pruebas que aparecen en comisarías en vez de en el lugar de los hechos. Este libro recopila todas esas mentiras. Con orden y presentando el estado en que se hallan las investigaciones, se han incluido en el texto tan sólo las cuestiones esenciales, evitando confundir al lector con una avalancha de datos y de nombres. Queda a juicio del lector si la voluntad del autor ha sido cuestionar a alguien o, simplemente, encontrar qué hay de verdad y qué de falsedad en lo que nos han contado desde aquel fatídico 11 de marzo de 2004.

“Orden en el caos” de Rodolfo Valeiras y Javier Santos

Filed under: 2010,Biblioteca,No ficción,Préstamo — www.danielcanteli.com @ 14:44
Libro: Orden en el caos

Orden en el caos
Autor:
Rodolfo Valeiras y Javier Santos
Editorial:
ALMUZARA
Año de Publicación:
2006
Nº de Hojas:
384
ISBN :
84-88586-40-X

Antes de que videoconsolas, ordenadores, tamagotchis y/o móviles monopolizaran el tiempo de los niños (y muchos adultos), o sea anteayer como quien dice, otro tipo de juegos y juguetes, mucho menos ruidosos aunque más imaginativos, lograban engancharnos un buen rato. Entre ellos los populares “rompecabezas”, término con el que se englobaba cualquier pasatiempo con el que uno hacía lo que literalmente expresaba su nombre, “romperse la cabeza” hasta resolverlo, o dejarlo por imposible, según la mucha o poca paciencia del usuario. Ese término tan general, “rompecabezas”, se popularizó tanto que casi cualquier juego podría llamarse así. Por eso los autores de este completo recorrido por los principales rompecabezas secuenciales, con buen criterio, comienzan definiendo a qué juegos se van a referir, evitando cualquier confusión con otros como por ejemplo con los conocidos puzzles de piezas troceadas con los que nos encontraríamos si en una tienda preguntamos por un rompecabezas. Una primera característica que diferencia unos de otros es que no será suficiente con armarse de paciencia para lograr su resolución, sino que también será necesario discurrir un poco, y en muchos casos cierta dosis de ingenio.

Recuerdo perfectamente cierto día en el instituto, durante una clase de matemáticas precisamente, en que una profesora requisó un par de cubos de Rubik (era la moda), echando a sus dueños un buen rapapolvo por “perder miserablemente el tiempo con jueguecitos infantiles”. Evidentemente aquella profesora nunca había oído hablar de teoría de grupos, ni probablemente de otras matemáticas mas allá de las que figuraban en el temario del libro de texto del que no se apartaba un ápice. Una de tantas ocasiones desperdiciadas de poder mostrar una aplicación matemática, lúdica en este caso, a la realidad cotidiana del momento, obviamente mucho más interesante que resolver el enésimo ejercicio de ecuaciones propuesto en el texto. Seguramente tampoco habría oído hablar de Littlewood y su conocida frase: “Un buen pasatiempo matemático vale más, y aporta más a la matemática, que una docena de artículos mediocres”.

En nuestro país no hay tradición en el empleo del tipo de juegos de los que trata este libro, salvo ejemplos puntuales; de hecho en algunos de ellos nos será difícil, si no imposible, el adquirirlos en tiendas o jugueterías. Por ello los autores han optado por indicar en muchos casos cómo conseguir en la Red simuladores de los mismos, o referencias a tiendas especializadas donde poder comprarlos o, en el peor de los casos, animar a que cada uno se construya por si mismo el juego en cuestión.

El libro está dividido en tres secciones:

1.- Rompecabezas de piezas deslizantes. Tomando como punto de partida el popular juego del 15 (una cajita de quince cuadritos numerados del uno al quince con un hueco para poder desplazarlos en la que se han permutado el 14 y el 15; hay que tratar de colocar todos en el orden natural) propuesto por Sam Loyd. A partir de este rompecabezas, y después de realizar una breve semblanza histórica e indicar algunos simuladores para ordenador, se analizan matemáticamente las posibilidades de resolverlo (permutaciones, ciclos, trasposiciones y grafos, de un modo asequible) y se recorre una amplio número de variantes del juego. En donde los autores consideran pertinente, se muestran algoritmos de resolución (suelen coincidir con aquellos no excesivamente complejos) utilizando programas gratuitos y descargables de internet. Este es el esquema que siguen a lo largo de todo el libro.

2.- Rompecabezas de intercambio de piezas. En este caso se parte del Cubo de Rubik: apuntes y curiosidades históricas, resolución, variantes surgidas a partir de él, y referencias a simuladores y/o lugares donde adquirirlos. La discusión del análisis en este caso gira en torno a conceptos elementales de teoría de grupos.

3.- Otros rompecabezas de movimientos secuenciales. Este último capítulo, dividido como los anteriores en diferentes secciones, engloba a juegos diversos: Torre de Hanoi (resolución a partir de algoritmos iterativos y recursivos, y números binarios), Argollas Chinas y sus variantes (de nuevo números binarios y código Gray), Puzzles 2DG (consistentes en cajas con piezas que se mueven todas a la vez al inclinar o voltear la caja), Rubik´s Magic (placas cuadradas o rectangulares unidas por un sistema de hilos que permiten movimientos de plegado, adquiriendo diferentes formas tridimensionales) y finalmente, el Sokoban, único juego de los reseñados en el libro que no existe de modo tangible sino a partir de un videojuego (hay que trasladar n cajas a n puntos concretos mediante un hombrecillo que las empuja tratando de evitar paredes u otro tipo de obstáculos presentes en el trayecto).

De lo dicho se deduce que no es un libro para leer de cabo a rabo (salvo que a uno le interesen especialmente todo tipo de juegos secuenciales) sino más bien de consulta, en el que profundizar en fundamentos, orígenes o sencillamente entretenimiento un poco más dirigido. Creo que hasta este momento no existía en castellano una obra que abordara este tema con tanto detalle por lo que es una obra de obligada referencia para aquellos que disfrutamos de entretenimientos que no necesariamente necesiten un enchufe o un ordenador cercano. Próximo el verano es una buena recomendación para, como se dice de uno de estos juegos en la película Moebius (Gustavo Mosquera, Argentina, 1996), “potenciar la percepción”.

Página siguiente »

Blog de WordPress.com.